Envios Economicos a Toda la Republica Mexicana!

0

Tu carrito está vacío

Camaronilcultura - Estimulante para Camarón

Camaronilcultura - Estimulante para Camarón
El Bio-Caridea es una fuente de nutrición mineral - 100% NATURAL, por lo que no contamina el medio con presencia de portadores químicos - que rápidamente estimula la reproducción, crecimiento y floración del fitoplancton y bacterias; de esta manera se regulan de forma natural los niveles de oxígeno a la vez que se proporciona un importante aporte de nutrientes al camarón.


El Bio-Caridea es además una importante fuente de silicio, que es un nutriente escaso en el ambiente marino, mas sin embargo, es esencial para las algas diatomeas que lo utilizan para formar su estructura; aporta también considerables niveles de calcio, necesario en la mineralización del exoesqueleto de los crustáceos y agiliza la reproducción y desarrollo de las algas a través de un alto aporte de magnesio, que es un elemento fundamental en la molécula de clorofila.

Bio-Caridea funciona para todo tipo de cultivos, siendo compatible con los insumos y principales técnicas que se practican en la acuacultura y reduciendo significativamente los ciclos de recambio de agua.

La camaronicultura es una técnica de acuicultura que consiste en la cría de camarones para consumo humano. Debido al uso de lenguaje coloquial para denominar distintas especies, puede generarse cierta confusión sobre todo en lo que respecta a camarones y a langostinos, ya que no se sigue un mismo criterios en todos los países. Lo que en España se conoce como langostinos se corresponden a los camarones de países de América y de Asia, es decir, a crustáceos de la familia Penaeidae. Los crustáceos que en Chile reciben el nombre de langostinos ni siquiera son del grupo de macruros nadadores. Actualmente, la tendencia en Latinoamérica es llamar a las especies de la familia Penaeidae camarones peneidos marinos o simplemente camarones, mientras que llaman langostinos a las especies de agua dulce de la familia Palaemonidae.

El cultivo intensivo de éstas especies lo inició en Japón el doctor Motosaku Fujinaga en 1933, en las salinas de la isla de Seto al sur de Hiroshima, donde logró la reproducción en cautividad del Penaeus japonicus (kuruma o camarón japonés).

Tipo
Tamaño