Análisis de Sustratos para Agricultura

Hydrocultura

Solicite una Cotizacion

Análisis de Sustratos para Agricultura 

El análisis químico de sustratos principalmente determina los contenidos de macros y micro-nutrimentos como: nitratos, fosfatos, sulfatos, cloruros, calcio, magnesio, sodio, potasio, hierro, manganeso, zinc, cobre, boro; y otros parámetros como: carbonatos, bicarbonatos, pH, capacidad de intercambio catiónico y conductividad eléctrica.

Sirve para dar a conocer que nutrimentos y la cantidad de éstos presentes en el sustrato, ya que pueden presentar elementos tóxicos, algún nutrimento en exceso o cierta característica química que afecte el rendimiento del cultivo, como alta salinidad y acidez/alcalinidad.

El manejo adecuado de cualquier sustrato depende de sus propiedades relacionadas con el desarrollo del cultivo, y conocerlas permite establecer las medidas necesarias para generar altos rendimientos.

 

Químico: El análisis químico de sustratos determina principalmente los contenidos de macros y micro-nutrimentos como: nitratos, fosfatos, sulfatos, cloruros, calcio, magnesio, sodio, potasio, hierro, manganeso, zinc, cobre, boro; y otros parámetros como: carbonatos, bicarbonatos, pH, capacidad de intercambio catiónico y conductividad eléctrica.

Físico: Curva de Liberación de Agua Mediante la Técnica de Boodt (Agua Fácilmente Disponible, Agua Difícilmente Disponible, Agua de Reserva, Capacidad de Aireación).

Todos los análisis mencionados son importantes para evaluar la viabilidad físico-química del sustrato, ya que de ello depende el éxito o fracaso de la producción. Durante la selección del sustrato que más se ajuste a las necesidades del cultivo, el productor debe considerar estos parámetros para determinar la conveniencia del uso de dichos materiales para establecer el cultivo.

En México, los sistemas de producción hortícola bajo invernadero han cobrado importancia en superficie y producción. La agricultura protegida se ha valido de diversos elementos que, en conjunto, han contribuido a que este sistema produzca altos rendimientos. Los sustratos, término adjudicado a todos los materiales sólidos, naturales o sintéticos, distintos al suelo in situ que, colocados en contenedores de forma pura o mezclado, permiten el desarrollo óptimo del sistema radical y crecimiento del cultivo, así como intervenir o no en la nutrición de la planta.

Los sustratos presentan tres fases principalmente: sólida, líquida y gaseosa; y cada una de ellas aportan características que favorecen el crecimiento y desarrollo del cultivo. La fase sólida asegura el anclaje de la planta, la fase líquida suministra a la planta de agua y fertilizantes, y la fase gaseosa permite el transporte de oxígeno y dióxido de carbono entre la raíz y el medio externo. El uso de sustratos permite un control apropiado de la nutrición del cultivo, evitando interacciones nutrimentales y patógenos que son comunes en el suelo. Además, la producción con sustratos permite la movilidad de plantas (ornamentales), evadiendo así, condiciones de salinidad u otro factor limitante para producir.


Obten descuentos y envios gratuitos